Alioli casero

Al rico alioli casero sin batidora de toda la vida, hecho a base de paciencia y mortero. La salsa perfecta para tus patatas alioli y muchas recetas más.

Receta de alioli casero

Ingredientes para preparar alioli casero

  • 4 dientes de ajo
  • 1 yema de huevo
  • Aceite de oliva
  • Sal gruesa

¿Cómo preparar alioli casero?

  • Nos enfrascamos en la preparación de un alioli casero de toda la vida, y para ello, vamos a hacer la mayonesa sin batidora.
  • Empezamos colocar en el mortero los dientes de ajo, pelados y troceados, con un puñadito de sal gruesa que nos ayudará a machacar el ajo bien. Comenzamos a majar los ajos, hasta que nos quede una pasta molida. Cuanto más nos empeñemos en esta labor, más fina será la salsa alioli.
  • Terminado este paso fundamental, para hacer alioli casero añadiremos la yema del huevo (previamente separada de la clara) al mortero, y armados de paciencia, empezaremos a remover en el sentido de las agujas del reloj con movimientos de idéntico ritmo y presión (para evitar que se corte la mayonesa), mientras dejamos caer aceite de oliva poquito a poquito.
  • Para que el alioli casero quede bien, deberemos deslizar el aceite de oliva por la pared del mortero, para que no caiga directamente sobre el fondo del alioli. No dejes de remover en ningún momento. Para eso, mi padre que es un maestro, se coloca el mortero entre las piernas y lo sujeta con ellas, como unos bongos, así tiene mayor operatividad con las manos.
  • Seguimos removiendo y añadiendo aceite hasta que tengamos la salsa alioli casera perfectamente cuajada, con la consistencia que busquemos, que dependerá si es para hacer patatas alioli, para usarla como salsa de un sandwich, etc.
  • Foto orientativa: Spanish Recipes
Nota del autor:

Si quieres despreocuparte por la conservación del alioli casero y la dichosa salmonela, puedes recurrir a esta receta de alioli casero sin huevo, igualmente rica, pero más sana y duradera.

Con los mismos ingredientes, pero usando una batidora, también podéis hacer alioli casero. Incluso os resultará más fácil, pero así es como lo aprendí de mi familia, y así es como os lo cuento.